Intercambio en la tercera edad

Intercambio en la tercera edad: «realicé mis sueños a los 60 años»

56 Compartir

La búsqueda de una experiencia de intercambio en la tercera edad viene aumentando cada vez más en Latinoamérica. Y motivos no faltan para quien quiere embarcar en este viaje: actualizarse a través de la convivencia con los más jóvenes, perfeccionarse en una profesión, conocer nuevos lugares además, por supuesto, aprender inglés.

Este cambio de perfil de la llamada mejor edad se traduce en números por 3RA Intercambio. «En 2016, hubo un aumento del 15% en la demanda por experiencia internacional de personas de la tercera edad», destaca Francisco Zarro, director educativo de la agencia.

Y para mostrar que realmente nunca es tarde para realizar el sueño de vivir en otro país y aprender muchas cosas; de un intercambio en la tercera edad, invitamos a nuestra cliente Eliane Kanner, de 60 años, que no vio a su edad un obstáculo para iniciar en esta jornada tan desafiante. Nacida en São Paulo, ella siempre pensó en vivir por fuera definitivamente, y a partir de octubre de 2015, esta idea comenzó a tomar forma.

«Estaba paseando en el shopping Frei Caneca y había una feria de intercambio, donde conocí a 3RA, representada por Hebe y Luiz, que fueron muy solícitos en todo. He contado que me gustaría ir a Canadá y me explicaron cuáles eran las etapas, desde la elección del curso, hasta la aplicación del visado. Me quedé súper animada y visité a la oficina de 3RA para comenzar todo mi proceso. «Comencé a ver todo en octubre de 2015 y me fui en abril de 2016».

Canadá nunca fue una duda para Eliane. «El país no tiene discriminación y tiene programas fuertes de fomento de la diversidad de cultura. Además, hay mucho respeto entre las personas y claro, la seguridad que es uno de los mayores atractivos de los latinos que desembarcan por aquí.

El desafío de contar la noticia a la familia

Cuando decidimos hacer un intercambio, la hora de contarle a la familia que pasaremos un buen rato fuera y tal vez inmigrar, es un tanto complicado. Eliane, pues bien, no se encuadra en este perfil. Ella ya estaba con todo planeado y dar la noticia a los familiares fue una tarea relativamente fácil.

«Yo conté primero a mis amigos, porque sabía que mi familia iba a recibir esta noticia con un poco de miedo, hasta por mi edad. Así que lo que hice fue contarles con tres semanas de antelación, con tiquete y visa en las manos! «, Cuenta riendo.

Pero Eliane resalta que hacer un intercambio requiere mucho planeamiento, incluso financiero. Ella, que no está casada y no tiene hijos, reunió a sus hermanos para contar los detalles de su viaje y hablar sobre el asunto. «Hablé con ellos que estaba guardando dinero desde hace mucho tiempo, y que ya estaba con prácticamente todo listo: escuela, estadía y tenía el apoyo de 3RA en Vancouver, si necesitaba algo. Ellos se quedaron súper tranquilos y muy felices por mí. Tuve una fiesta de despedida! «. (Cuánto cuesta vivir en Canadá)

Estudiar en Vancouver

Eliane eligió a Vancouver para hacer un curso de un año en el Servicio de Atención al cliente en la modalidad de Co-op, Graduada en literatura, inglés y francés por la Universidad de São Paulo y Traducción por la University of Georgetown, en Washington DC.

Intercâmbio na terceira idade_Eliane«Yo quería quedarme más en mi área para, si es posible, trabajar con turistas, ya que tengo un buen inglés. Y este tipo de curso, que combina estudio + trabajo, es muy interesante. Y la elección de Vancouver se dio porque, además de ser una ciudad super turística, el clima es uno de los más amenos de Canadá y para nosotros brasileros, eso hace mucha diferencia».

El curso de Customer service terminó en abril de este año y sin perder tiempo, Eliane ya ingresó en el curso Travel and Tourism (Viaje y Turismo). Las clases son miércoles, jueves, y viernes. Y ella tiene clase con alumnos de diversas nacionalidades y con edades distintas. «Y no puedo perder ningún día de clase!».

«Para tener idea, en mi clase tengo un alumno de 18 años! Pero de ninguna manera me siento excluida por ellos. Por el contrario, muchos me piden ayuda, principalmente con el inglés. Es un intercambio de información diaria, en el que aprendo mucho con ellos y creo que ellos conmigo también.

Intercambio de experiencias

Siempre dispuesta a ayudar, Eliane comparte sus conocimientos en clase con todos. «Hacemos muchos trabajos juntos, y a pesar de la diferencia de mentalidad, me siento muy cómoda en las discusiones de ideas. En muchos momentos converso con los profesores para intercambiar información y eso me ayuda mucho».

En relación con los compañeros de clase, ella también traspasa las paredes del salón de clases. «Yo utilizo todas las instalaciones del college, desde el restaurante hasta los lugares para el estudio. Esto me ayuda mucho a aumentar mi círculo de amistades.

Intercambio a la tercera edad: vivir en casa de familia

Cuando comenzó su planificación hacia Canadá, Eliane tenía que elegir en qué opción de vivienda se quedaría. «Desde el primer momento he optado por homestay, que es cuando compartes tu día a día con una familia local. «Yo quería participar y entender lo que una familia canadiense hacía, así que no tuve dudas en cuanto a la elección».

«Aquí, yo vivo en la casa de una pareja de filipinos y me gusta mucho. Cuando llegué, me mostraron alrededor del barrio, cómo coger el skytrain y los puntos de autobús cercanos», destaca, que ya había ido a Canadá de paseo, pero aún no había vivido en el país. Por lo tanto, a los ojos de ella, este soporte de la familia fue fundamental.

«Ellos tienen un hijo y una hija, pero no viven en la casa. A veces, ellos visitan a los papás y puedo verlos, pero no los conozco muy bien. Yo tengo mi cuarto privado, pero en la residencia, hay otros estudiantes, en total siete, de diferentes nacionalidades: Japón, Colombia, Taiwán y Corea. Pero siempre entra gente nueva, porque la mayoría de estudiantes regresan a su país y ellos reciben a otras personas «.

Ventajas de vivir en homestay

Para Eliane, la gran ventaja de estar en casa de familia es la comodidad. «No necesito hacer comida y eso es genial. Dentro de mi ‘paquete’ tengo dos comidas – desayuno y cena – pues paso el día fuera y almuerzo en la escuela. La dueña de la casa deja la comida preparada todos los días para cuando lleguemos, sólo sea comer «, cuenta  riéndose. «Ellos preparan mucha carne de cerdo, pero no me gusta mucho. Pero todo es cuestión de conversar con ellos «.

Participar en la cultura de la familia es una forma de hacer amistades y tener con quien contar. «Por ejemplo, cuando llegué aquí, el nieto de la pareja nació y ellos hicieron una festica. «Fue muy bueno, porque me invitaron y esta fue la primera vez que conocí a la familia entera». (Consejos para llevarse bien con su homestay en Canadá)

Intercambio en la tercera edad: diversión en Vancouver

Como toda la ciudad turística, Vancouver nos abraza con opciones para todas las edades. «Me encanta hacer visitas en galerías de arte y pasear por los principales puntos de esta ciudad, que no cansa de ser hermosa. Cuando llegué, cogí aquel autobús de turismo y me hizo un hermoso paseo, para conocerlo. Me encanta ir a Stanley Park, Queen Elizabeth Park y caminar por la parte de Gastown.

También me asocié a la Sociedad de Traductores e Intérpretes de British Columbia y tengo algunas actividades, pues quiero sacar la certificación y trabajar en esta área aquí.

Me llama la atención también los acontecimientos por la ciudad. En el aniversario de 150 años de Canadá, por ejemplo, trabajé como voluntario en Canada Place. Yo ayudé al personal a tomar una foto en un cuadro de Donuts y fue muy cool. Después vi los fuegos artificiales y regresé a casa alrededor de la medianoche. Sola y sin miedo alguno! Eso es Canadá! «.

Soporte de 3RA Intercambio

«Ya había viajado a Canadá, pero sólo de paseo, así que necesitaba la ayuda de Hebe y Luiz para entender mejor mi vida como una estudiante internacional. Y hasta el último momento, me ayudaron mucho, incluso a elegir a Vancouver. Yo recomiendo mucho su servicio, porque fue esencial para mi planificación.

Además de las unidades en Brasil, 3RA cuenta con dos tiendas de atención y consultoría en Canadá – Vancouver y Toronto. Y este es uno de los grandes diferenciales de la empresa. «Hasta hoy el personal de 3RA me ayuda. Hablo mucho con Hebe y Luiz, de São Paulo, y cuento con el apoyo del personal de la unidad aquí en Vancouver. Estoy muy contenta de todo lo que he hecho hasta ahora, es un sueño que se está realizando «.

Para finalizar, Eliane resalta que nunca es tarde para alcanzar sus objetivos y realizar un intercambio en la tercera edad. «Ahorré dinero en Brasil y he tenido mucho enfoque. Y hoy puedo decir que todo lo que estoy viviendo está valiendo mucho la pena! «Yo quiero es tener calidad de vida y aquí tengo eso», conmemora Eliane, que pretende convertirse en una ciudadana canadiense y trabajar con lenguas en Vancouver, sea como traductora (actividad que ejercía en Brasil), guía de turismo o en agencia de viaje.

Programa de intercambio en la tercera edad

Ante este escenario de crecimiento para este nuevo perfil de estudiante de intercambio, 3RA ofrece, en asociación con una escuela de inglés en Vancouver, programas dirigidos a personas que quieren realizar un intercambio en la tercera edad.

El programa se adapta a este público y tiene una dinámica totalmente diferente. Ellos tienen la oportunidad de hacer entender la dinámica de la vida canadiense mejorando siempre el inglés, combinando clases y actividades culturales.

Por la mañana, por ejemplo, los alumnos aprenden cómo hacer saludos básicos en inglés, cómo funciona la moneda canadiense, uso del transporte público – cómo desplazarse de un barrio a otro y pedir instrucciones -, hacer compras, realizar pedidos en restaurantes e importantes comunicaciones en aeropuertos y hoteles.

Por la tarde es hora de poner todo en práctica. Los estudiantes hacen un paseo por la ciudad y ejecutan lo que aprendieron en la teoría. Y aún participan en actividades especiales con los profesores que acompañan al grupo.

Lee más: 

Escuelas gratuitas para los hijos en Canadá: cómo funciona?

De las mejores ciudades del mundo; tres son en Canadá

Trabajo en Canadá después de los 40 años; realidad y desafíos

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *