Testimonio: Primeras impresiones de Toronto

No hace mucho tiempo, hablamos con una pareja que llegó a Vancouver recientemente para compartir con nosotros sus experiencias y primeras impresiones de la ciudad. Ahora, pensando en quien está planeando un irse a Toronto, nosotros invitamos a otro par de clientes para contar lo que están pensando sobre la ciudad más grande de Canadá.

Crisleine y Cristian Cajueiro, ambos de 30 años, son de Belo Horizonte, trabajaron como bancarios en Brasil y están viviendo en Toronto hace poco más de un mes. La decisión de hacer las maletas y venirse a Canadá fue tomada hace dos años durante una conversación con el hermano de Cristian. «Su hermano también tenía el interés de vivir fuera de Brasil y estábamos buscando una mejor calidad de vida, seguridad y un buen lugar para criar a los niños. Dos años de mucha planificación y una amplia investigación «, dijo Crisleine.

Según ella, en un primer momento, el miedo era muchísimo, pero ahora están seguros de que han elegido el camino correcto. «El paseo aquí acaba de empezar, nada es fácil, pero sabemos que vamos a tener una vida maravillosa en este lugar. El hermano de Cristian se encuentra en Calgary, pero optamos por Toronto por ser una ciudad con más oportunidades en nuestra área – la rama financiera. La ciudad es hermosa y animada «, dijo.

Actualmente, Cristian y Crisleine están estudiando Inglés en Quest Language Studies. Pero él comenzará los estudios de postgrado en Global Business Management en Centennial College en enero de 2017. «Cristian ya está en el programa Pathway y estudiará durante tres meses. Yo, como tengo el más básico Inglés, voy a estudiar durante seis meses «, dijo Crisleine. Los dos destacaron el apoyo de 3RA Intercambio. «Fue increíble todo el apoyo que nos dio 3RA y nos da hoy en día. Son siempre serviciales. Barbara, de la oficina de Toronto, que nos acompaña más de cerca, es una persona maravillosa! «, Dijo.

 

Las primeras impresiones de la ciudad

entrevista-toronto

Según ellos, una de las cosas que atrajo más su atención fue la seguridad, que es muy diferente de Brasil. «Esto es todo lo contrario. Uno se siente muy seguro cuando ve a la persona en su lado de la estación de metro usando el iPhone … La gente camina con bolsas abiertas y no se preocupan. Una vez que alquilamos un coche y cuando fuimos a poner gasolina, Cristian olvidó su billetera en la parte superior del techo y terminó cayendo al suelo cuando nos fuimos. La persona que lo encontró, la entregó en la tienda de conveniencia. La cartera tenía CAD $ 200 y ningún movimiento en absoluto «, recordó Crisleine.

También destacaron sistema de transporte de la ciudad. «Las cosas realmente funcionan aquí. La ciudad es grande, muy ocupado, pero muy estructurado. Tenemos un transporte público que funciona, que por lo general no se demora, que es bastante diferente de lo que acostumbramos a vivir en Belo Horizonte «, reveló.

Datos curiosos

Para ellos, algo curioso es el hecho de que Toronto tiene muchas obras durante el verano. «En esta época del año nos dimos cuenta de que la ciudad está llena de obras, porque nadie va a querer trabajar en invierno a -30 grados. Así que toman ventaja de hacer cualquier trabajo necesario en la ciudad. Esto para nosotros es un poco extraño, ya que en Brasil funciona en cualquier época del año, así que no se ve tantos trabajos juntos de una vez, » dijeron.

Cristian y Crisleine también pusieron de relieve el hecho de que la ciudad es multicultural. «Tenemos contacto con muchas diferentes culturas , y eso es muy bueno. Debido a esto, también hay una gran variedad de alimentos: griego, árabe, tailandés, indio … Todavía nos estamos acostumbrando a los nuevos sabores, pero al principio extrañamos un poco los condimentos. Una cosa es un hecho: Se necesita un poco de comida rápida, pero no es muy saludable, cierto?», bromeó Crisleine.

También encontraron diferente comportamiento de las personas en el tráfico y algunas reglas. «Los conductores pueden girar a la derecha, incluso con el tráfico cerrado. Siempre hay que tener mucho cuidado con los peatones y los ciclistas «, destacaron.

 

Dominio de Inglés

Para ellos, el ritmo de aprendizaje de idiomas en Canadá es muy diferente. «Aquí estamos inmersos en el idioma y la cultura es mucho más rápido para aprender. Estamos disfrutando de ella! La gente en Toronto hace todo lo posible para ayudar sobre todo cuando se dan cuenta de que no tiene conocimiento de la lengua todavía «, dijo Crisleine.

Ahora, a la expectativa está iniciar de la College de Cristian y el futuro canadiense que comenzarán a construir. «Cristian es super ansioso y ya se está preparando desde que oyó que el ritmo es bien pesado y se necesita mucha dedicación. Estamos muy felices aquí en Canadá. Fue la mejor decisión que hemos tomado en nuestras vidas. Por supuesto, este no es el lugar perfecto, pero si se compara con Brasil, es el paraíso! Elegir vivir lejos de todo lo que se ha construido y dejar todo atrás no es y nunca será una decisión fácil, pero todo es una elección y todos sabemos lo que es mejor para nosotros mismos», concluyó Crisleine.

Haga clic aquí para aprender a estudiar y trabajar en Toronto

Testimonio: “Estudiando en Capilano University’’

Escoger una institución canadiense para estudiar es un proceso muy importante. Por eso, aquí en 3RA, nosotros siempre hacemos una consulta personalizada para analizar cuidadosamente el perfil de cada cliente e indicar el curso o el programa que más encaja con cada uno. Por eso muchas veces a el alumno le gusta oír las opiniones de estudiantes que ya están allá adentro para compartir experiencias.

Y fue pensando que nos decidimos a invitar a nuestro clientes que están estudiando en las principales escuelas canadienses para contar un poco de cómo está siendo la experiencia en la institución escogida. Y nuestra primera invitada es Manuela Camisasca, de Belo Horizonte, que actualmente está haciendo el curso de North American Business Management Applied Post Baccalaureate (Nabu), con enfoque en Marketing, en Capilano University.

Manuela, que tiene 37 años, es diseñadora y decidió  mudarse  para Vancouver con su marido, Fabiano, en junio de 2013.”Yo siempre quise vivir afuera, vivir la experiencia del intercambio. Fabiano viajó para Whistler en 2012 y se enamoró. Entonces comencé a investigar sobre Vancouver y fui amando todo lo que vi. En 2015, como parte de nuestro planes y, fuimos los dos pasar las vacaciones en Whistler y Vancouver y yo también me enamoré. En junio de 2016 llegamos a Vancouver”, contó.

El proceso de la elección del curso y de la institución fue todo hecho con ayuda de 3RA Intercambio. “Primero Francisco me había indicado el curso de Marketing de Langara College. En 2015 fui allá y conocí la escuela. Me gustó mucho, pero yo estaba muy ansiosa con el plan de estudios, pues había muchas materias como finanzas, cálculos y otras que yo no tengo la menor idea. Comencé a hablar sobre eso también con Schirley y ella me habló de Capilano, que tenía un plan de estudios mucho más parecido con mi estilo”.

capilano-manu

 

De acuerdo con Manuela, la elección de la universidad no podría haber sido mejor: fue amor a primera vista. “La escuela es maravillosa. Hay naturaleza por todos lados. Nosotros tuvimos tres ‘primeros días’. Uno solo para alumnos extranjeros, uno solo para la escuela de Business y otro general. Todas las orientaciones fueron muy bien organizadas y con personas envueltas y motivadas. Sentí una vibra maravillosa de un equipo que ama estar allí”, destacó.


Más allá de eso, ella quedó muy animada con el enfoque de la institución en colocar los alumnos  en el mercado de trabajo. “El curso es totalmente hecho para eso. Moldeado para colocarnos en el mercado. Todos son profesionales – profesores e instructores – son empresarios y envueltos en grandes empresas. El equipo de carrera nos da un apoyo enorme como hacer un resume, cover letter y cómo portarnos en entrevistas y reuniones de negocios. Cuando percibí este objetivo de la institución, de colocarnos en las mejores empresas, quedé muy motivada. Tener una institución como Capilano dándonos soporte es muy importante en ese momento en que aún no somos ‘nadie’ en el mercado canadiense” dijo.

De acuerdo con ella, lo que más llamó la atención fue la preocupación que la escuela tiene con los alumnos extranjeros. “Ellos tienen un soporte enorme en varias áreas como psicólogos, centro de carreras, workshops, fiestas para integración, entre otros. Tenemos también aulas para relajarse y para la salud mental como meditación de yoga” dijo.

Pruebas y trabajos

Manuela considera el ritmo de los estudios bien intenso. “Mis horarios de clase y workshops están todos en un calendario que yo miro todo el tiempo. No tengo clases los jueves y viernes, pero voy a Capilano todos los días para no perder la rutina y aprovechar la biblioteca para estudiar. La institución también cuenta con un de centro de apoyo en escritura y en inglés que yo puedo usar para ayudarme en los trabajos que tengo que entregar. También uso mucho el espacio de la cafetería para conversar con mis colegas y entender mejor las materias. Hay muchos que son del área de Business y sus visiones facilitan mucho mi entendimiento”, contó.

 

Inglés

De acuerdo con  Manuela, en el inicio ella sentía dificultad por el idioma. “Estudié en Brasil solo para hacer el IELTS. Aquí en Canadá, hice un mes de inglés cuando llegué. Yo sentí mucha dificultad en el inicio de las clases y todavía siento un poco. En Vancouver la mayoría de las personas son de afuera, entonces tenemos que lidiar con acentos todo el tiempo. En la escuela también es así. Aparte de que en mi clase todos somos 100% extranjeros, los profesores también lo son. Ahora, por ejemplo, la mitad de los profesores tienen acentos bien fuertes. Hay veces que no entiendo una palabra..Pero la primera cosa que aprendí aquí es que tengo siempre que pedir que me repitan y eso no es un problema. Ellos lo hacen con placer”. Destacó.

De acuerdo con ella, el secreto es siempre seguir adelante. “No se sienta inferior porque no entiende alguna cosa. Pregunte de nuevo y nunca pida disculpas por ‘su mal ingles’. Esa es su segunda lengua! Usted es bilingüe y ya está en frente de una mayoría que solo hablan su lengua nativa”.

 

Nuevas oportunidades

También en Capilano, Manuela consiguió una oferta na Enactus – una empresa sin fines lucrativos de institución. Ella va a hacer un trabajo voluntario como Creative Content Manager. “En el inicio no estaba muy segura porque era un proceso competitivo y yo tenía que hacer una entrevista – y todavía muero de miedo de hablar. Pero mi amiga insistió que el cargo era perfecto para mí, entonces tuve coraje. Sin embargo, no pensé que iba a pasar la entrevista. Estaba insegura, pero apliqué todas las técnicas de ‘greeting and meeting’ que aprendí en las clases. No me relajé. Fue mi primera entrevista aquí. Pero parece que mi portafolio les gustó y me ofrecieron el cargo”, dijo.

Manuela destacó que en el trabajo es el lugar donde se siente más cómoda para hablar inglés. “Yo trabajo con lo a mi me gusta y ya tengo bastante experiencia. Tengo que guiar a otras personas, pero como entiendo del asunto, no pienso que es difícil. En verdad, trabajar sirve ahora como terapia. Es un tiempo que aprovecho para hacer aquello que está totalmente dentro de mi zona de confort”, reveló.

Para ella, esta oportunidad será muy importante para su carrera aquí en Canadá. “Primero que es un trabajo voluntario y los canadienses valoran mucho ese tipo de iniciativa aquí. Segundo porque es una experiencia canadiense en mi area y también un proyecto dentro de la universidad, que me hace estar envuelta con la escuela, creando un network muy importante y, todavía, haciéndome ser vista”, concluyó.

 

Consejos

Para quien está en el proceso de elección de institución, Manuela indica investigar mucho. “Lea la página web de la escuela de pies a cabeza. Entienda el plan de estudios y las reglas de la institución. Veo muchas personas sorprendidas todos los días. Esas personas no se prepararon y ahora sufren por eso. Prepárese para irse a otro país y a tener que adaptarse a nuevas cosas, porque fácil esto no va a ser”, finalizó.