5 Motivos (no obvios) para escoger Vancouver

Que Vancouver es la mejor ciudad para vivir en América del Norte y la quinta mejor del mundo muchas personas ya deben saberlo, ya que fue muy comentado desde que la encuesta de Mercer Quality of Living fue lanzado a principios de este año. Vancouver se evaluó en los criterios de seguridad, educación, higiene, cuidado de la salud, la cultura, el clima, la estabilidad política / económica y de transporte público. Así que no hace falta dedicar tiempo para confirmar lo que ya se ha investigado y aprobado. La idea de este post es mostrar razones más sutiles para escoger Vancouver, que están presentes en la vida cotidiana de los que ya están aquí.

 

Número 1: El ambiente de la ciudad

Sabe de aquella sensación de «estar de vacaciones»? Nada de prisa, nada de bocinas de carros, sin gente enojada, sin tiempo o maleducada. Así es el ambiente de Vancouver durante todo el año. La ciudad está activa, la gente trabaja como en cualquier otra ciudad, pero en Vancouver es como si la dictadura del «correr y morir por trabajar» no es lo más importante en el mundo. Las personas también están preocupadas por aprovechar y disfrutar la vida. Durante el verano las playas y los parques están siempre llenos: deportes, música, danza, son prácticas comunes, todo el mundo tomando el sol a su manera. En otras estaciones  las actividades outdoor disminuyen, pero los gimnasios están llenos, salas de baile, salas de yoga y deporte en el hielo, también. Lo importante es vivir el lema «work hard, play hard».

 

Número 2: La salud en la vena

La segunda razón puede incluso ser una continuación de la primera, ya que esta sensación positiva de Vancouver también se ve en los hábitos alimenticios de las personas. Es muy común ver en los estantes de los supermercados sólo productos orgánicos, libre de gluten o lactosa. Por no hablar de la gran cantidad de productos para el público vegetariano o vegano. Y a diferencia de muchos países, no es necesario pagar una fortuna para tener acceso a estos productos. El precio es solo un poco más caro. Además de los supermercados, la ciudad está llena de restaurantes y cafeterías que incluyen opciones más naturales y saludables. Este comportamiento se refleja incluso en los niveles de obesidad en la ciudad. De acuerdo con una encuesta de la Comunidad Canadiense de Salud, mientras que el promedio global de la obesidad en Canadá es del 24,8%, en Vancouver esta proporción se redujo a 17,4%, uno de los más bajos del país, y en segundo lugar solamente a Kelowna con un 17,0%.

 

Número 3: Educación de todas partes

En Vancouver las personas no se bajan del bus sin antes agradecer el conductor. No es una obligación, es un comportamiento natural, por lo que es un ejemplo de cómo la gente es educada. “Gracias” y “disculpa” no son olvidados por nadie. Los canadienses son famosos por exceso de disculparse, pero Vancouver es increíble. Usted puede pisar el pie de alguien, empujar y finalmente termina ganando un “sorry». Así mismo, las personas son amables, le indican un producto en el supermercado cuando se dan cuenta de que usted tiene alguna duda, o le ayudan a encontrar la dirección que usted necesita en caso de estar perdido. Y estos comportamientos se pueden ver entre las personas de cualquier nivel económico o social.

 

Número 4: Ciudad pequeña y grande al mismo tiempo

Vancouver tiene el privilegio de presentar, al mismo tiempo, las características de grandes y pequeñas ciudades. El lugar es una metrópolis, reúne a las principales marcas y empresas, es posible comprar un último teléfono móvil en la tienda de Apple, una parte de la colección recién lanzado de Gucci, o maquillaje de Mac, Lancome, etcétera. Por no mencionar que también es posible experimentar la cocina de casi todas las partes del mundo, como Vancouver tiene restaurantes de todo tipo, desde simples a sofisticados, comida rápida de América del Norte, el curry de pollo indio tradicional. La parte de entretenimiento también tiene toque de la gran ciudad, los tours de la mayoría de los artistas internacionales pasan por aquí, teatros y espectáculos también. Pero a pesar de todo esto, la ciudad es pequeña, cuando cualquiera puede atravesar el centro de la ciudad en sólo 30 minutos, caminando. Mientras que en el metro se puede llegar a la ciudad más lejana en el área metropolitana en una hora.

 

Número 5: cerca de Seattle, San Francisco y Las Vegas

 

El venir a Vancouver con la visa americana es una ventaja estupenda, ya que la ciudad está muy cerca de los Estados Unidos. La primera frontera, The Peace Arch Border, es a menos de una hora del centro de Vancouver, a unos 50 minutos en carro. Ya el centro de Seattle, una de las mayores ciudades de Estados Unidos, es a 3 horas del centro de Vancouver. Además de Seattle, otras ciudades son muy agradables y están cerca de Vancouver, como Portland, que es posible llegar a través de la carretera en 6 horas, o Las Vegas y San Francisco, con 2h 30m de distancia desde de Vancouver, utilizando el avión como medio de transporte. Otra ventaja de esta proximidad es que a menudo los vuelos son mucho más baratos saliendo del aeropuerto de Seattle.